Un aficionado a Lego construye una replica a tamaño real de Paquirrín.

Unos días más tarde se desmorona a causa de graves fallos estructurales.

Un aficionado y diseñador de modelos Lego a construido una réplica del conocido hijo de Isabel Pantoja, Francisco Rivera más conocido como Paquirrín, necesitó 90.000 piezas de Lego y aproximadamente 600 horas para su construcción.

“Es una de las replicas más difíciles de realizar, se requiere mucha técnica y al tener una estructura tan complicada y única cada detalle es importante” apuntaba el joven ignorante justo antes del derrumbe.

La figura participaba en la exposición que tenia lugar en el CosmoCaixa de Barcelona, coincidiendo con la gira mundial de Lego en la que se exponen las replicas más espectaculares construidas en dicho material.

“Yo oí un crujido que no veas, mire a mi marido………me dijo que él no se lo había tirado y entonces se oyó un estruendo en la sala de la hostia seguido de un pequeño temblor, ya después no te puedo decir más, mucho caos y confusión, se empezaron a escuchar unos gritos desgarradores y los llantos de un chaval que se revolcaba sobre un montón de piezas de Lego” comentó un testigo.

El joven tuvo que ser atendido por el Samur al sufrir una crisis nerviosa y estar en estado de shock. “Empezó a comerse literalmente las piezas de Lego” lamentaba el director de la exposición, minutos más tarde llegó al lugar un psicólogo para examinar al joven.

Varios expertos en Lego ya habían advertido que la figura de Paquirrín era imposible de reproducir con piezas de Lego. “Nosotros mismos diseñamos el software Lego Digital Designer, un programa que mediante formulas matemáticas y algoritmos complejos permite realizar cierto tipo de construcciones con Lego…….pero cierto tipo coño!”comentaba el jefe de prensa de Lego España.

“Introducimos todas las medidas del modelo real para que el software realizase los cálculos necesarios para construir la replica, ahí empezaron los problemas, el software comenzó a volverse inestable, daba errores de calculo, incompatibilidades en la anatomía del modelo y advertencias de serios problemas estructurales, pudimos comprobar tras varios intentos fallidos que era imposible hacerlo, según los datos obtenidos, no tenia estabilidad, estaba mal hecho de un principio, no sabíamos ni desde donde ni hasta donde pero estaba mal hecho fijo, incluso se abrió un debate en torno a como era posible que el modelo real pudiera mantener el equilibrio o incluso caminar y ser viable en el ecosistema de nuestro planeta, los datos fueron concluyentes, dicho ser no pudo haberse creado en este planeta, nuestra biología y tecnología no es capaz de hacer algo tan complejo y anormal, una estructura extraordinaria que el ser humano todavía no es capaz de comprender” afirmaba un ingeniero de Lego.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies