Ingresan con quemaduras a Donald Trump tras ser rociado con agua bendita durante una misa

El Servicio Secreto se abalanzó inmediatamente sobre el cura, que también portaba hostias.

Esta tarde, en la Catedral de San Patricio, Nueva York, cuando se estaba oficiando una misa con gran afluencia de feligreses, incluido la presencia del presidente  Donald Trump, en un momento de la ceremonia, el cura ha querido agradecer la presencia del  Presidente de los Estados Unidos con un gesto que ha podido acabar en tragedia, bendecir a Donald Trump con agua bendita.

“…….que espante los demonios y expulse las dolencias y así, al ser rociados, tus fieles sean liberados de todo daño” éstas fueron las últimas palabras que pronuncio el cura antes de rociar con agua bendita a Donald Trump y desatar el caos.

En el momento que el agua bendita alcanzó a Donald Trump, su piel empezó a arder y una gran nube de humo tóxico con un fuerte olor a azufre cubrió la iglesia por completo, seguidamente, una fuerte racha de viento abrió violentamente la puerta de la catedral causando daños materiales y dejando a oscuras parte de la catedral, tras los primeros momentos de confusión, el Servicio Secreto pudo evitar un mal mayor al abalanzarse sobre el cura y arrebatarle el agua bendita.

“Tenía preparado debajo del altar 50 litros más de agua bendita y estaba a punto de ponerse a repartir hostias” ha declarado John McMannaman, el agente del Servicio Secreto que ha evitado la tragedia.

El cura en todo momento ha manifestado que todo se debe a un malentendido entre hermanos, “no tenía mala intención, Jesús me pidió que lo hiciera, también me pidió que le diera un par de hostias de su parte, lo reconozco”, muchos feligreses que acuden asiduamente a la iglesia defienden la actuación del cura, “él es mucho de bendecirte con agua, a veces se pasa un poco, pero nunca había sucedido algo así, milagro!”

A estas horas, Donald Trump sigue hospitalizado con quemaduras de segundo grado, provocadas por el agua bendita, ha sido alcanzado en la cabeza y el rostro, los médicos manifiestan que “aún es pronto para saber el alcance de las heridas, pero, sí, reacciona mal al agua bendita”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR