Se come tres de sus dedos accidentalmente mientras se comía un Kebab

Incluso felicitó al camarero porque “estaba para chuparse los dedos”.

Juan Antonio Pelallo, un hombre de 45 años, natural de Granada, disfrutaba de su tiempo libre con unos amigos en la noche Granadina, al salir de una conocida discoteca de la capital se dirigieron a comer “algo” a un Kebab, llevaban muchas horas de fiesta y como afirma el camarero del Kebab Al-Salí “Siiiiiiiii! tenían mucha hambre amigo”. Juan Antonio pidió un Kebab con mucha salsa y “cargadito de todo”, el ansia y el “cebollazo” de alcohol que todavía llevaba el hombre, fueron determinantes para que fuera capaz de masticar y engullir tres de sus dedos junto con el Kebab, sin percatarse ni sentir dolor alguno.

“Yo vi la salsa muy roja, pero vamos, que pensé que había pedido salsa picante”, declaró uno de sus amigos después del suceso.

Según el informe médico:” Sufre amputación en los dedos anular, medio e índice, corte sucio y astillado, habiendo sido afectada la articulación interfalangiana distal y la articulación interfalangiana proximal, vamos, que se los ha comido”.

Afirman los testigos que el hombre estuvo todo el rato consciente e incluso antes de darse cuenta de lo sucedido felicitó al camarero porque le había gustado mucho la comida.
” Se empezó a reír y a hacer el gesto ese que hacen los surferos, luego ya se dio cuenta que no podía dejar de hacer el gesto y entonces se le cambió la cara”, declara un joven que estaba sentado en la mesa de al lado.

Los amigos del herido estuvieron todo el tiempo hasta que llegó la ambulancia imitando, a modo de mofa, el gesto que se le había quedado a su amigo después de la amputación, los testigos aseguran que “tenía gracia, la verdad, pero era raro”.

El personal sanitario que viajaba en la ambulancia tardó 5 minutos más en averiguar quién era el herido realmente, debido a que los amigos del joven, “bastante tocados”, comenzaron a vacilar y confundir a los sanitarios haciendo el gesto “surfero” y utilizando Ketchup a modo de sangre.Una vez identificado el herido real, fue llevado al hospital, donde se le realizó una cirugía reconstructiva, la operación fue un éxito y así lo confirmaba el hombre al despertar de la anestesia, levantando el brazo y con un gesto “a lo Ronaldinho” tranquilizaba a sus amigos que esperaban con tablas de surf y teñidos de rubio en la sala de espera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies