Los padres españoles se independizan cada vez más tarde de sus hijos

Un 73% de los padres vive todavía al amparo de sus hijos.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) revela en un informe que la grave crisis económica y social de los últimos años, ha derivado en la imposibilidad de los padres españoles de independizarse de sus hijos, en la mayoría de casos, se debe a que perdieron su empleo a causa de la crisis y no pueden asumir el gasto básico sin la ayuda de los hijos, la aportación económica de los hijos se ha convertido en la única base económica que sustenta a muchas familias. La edad y la situación laboral en España son factores determinantes para que los padres españoles no puedan optar a un contrato de trabajo y lograr independizarse finalmente de sus hijos.

“Toda una vida trabajando con la ilusión de que un día tu hijo no dependa de ti y se vaya, y ahora somos los padres desempleados los que dependemos de nuestros hijos” afirma Pedro, un padre de familia de 62 años, avergonzado de que a su edad aún no pueda vivir solo con su mujer.

En muchos casos, son los hijos quienes asignan una paga semanal destinada a sus padres, “le doy 20€ a mi padre y 20€ a mi madre, y con eso tienen que arreglarse una semana……ellos me daban 15€” afirma David, un joven con un contrato basura preocupado por la independencia de sus padres y la suya propia.

El informe también revela que la media de edad de los padres a la hora de independizarse de los hijos era de 52 años antes de la crisis, ahora ha aumentado hasta los 72 años, “si llego a saber que esto iba a ser así, tengo tres hijos más” argumenta un padre que solo depende de la paga de su único hijo de 24 años.

En muchos casos, los jóvenes que comparten la vivienda con alguno de sus padres no tienen más opción que dejarlos con sus abuelos, “los fines de semana los dejo con mis abuelos” afirma un joven de 30 años. El papel de los abuelos está siendo crucial en este aspecto, “mi nieto me trae a sus padres cuando tiene fiesta en casa o ha quedado con alguna chica, a mi no me molesta que lo traiga, al fin y al cabo es mi hijo” declara Julián Villar, un jubilado de 77 años muy comprometido con su familia en estos tiempos difíciles.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR