La OMS cataloga la islamofobia como “enfermedad rara”

Alertan de que una vía de contagio pueden ser las redes sociales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido finalmente a la islamofobia en el grupo de las llamadas “Enfermedades Raras”, esta vez no ha sido por que afecte a una pequeña parte de la población sino por la rareza de su origen y sus síntomas, se están realizando estudios para determinar si su origen es hereditario o por el contrario tiene relación con la acción de factores contaminantes externos, como por ejemplo, la ignorancia de algunos “elementos” existentes entre la población.

“Se están probando tratamientos con libros y datos con el fin de debilitar la virulencia de la islamofobia, aunque los primeros resultados no son muy alentadores vamos a seguir por la vía de la lectura, pensamos que la cura está en ese camino” declara Pedro Tomelló, médico e investigador de la OMS.

La islamofobia es la primera “enfermedad rara” que previamente ha sido simplemente una fobia y a mutado a “enfermedad rara”, esto demuestra la facilidad con la que se adapta la islamofobia a los individuos que la padecen, desarrollándose poco a poco hasta convertirse en “enfermedad rara”…muy rara.

La OMS ha tomado la decisión de declarar la islamofobia como “enfermedad rara” después de examinar a 5.000 personas con tendencias islamofóbicas. Los resultados revelan que los individuos islamofóbicos padecen una disfunción cerebral que les impide ver a las personas cercanas al islam como personas normales -todavía no se sabe el porqué- , en los casos más graves, los síntomas “raros” no se presentan sólo con personas sino también con objetos que sugieran al islam, un pañuelo, un gorro o una bata de estar por casa.

“Estoy muy contento de que se haya reconocido mi enfermedad por qué esto es muy duro, en verano no puedo salir ni a la calle, como vea a alguien moreno me pongo malísimo…me puede…me puede” afirma un afectado por islamofobia que espera con impaciencia una vacuna eficaz.

Los expertos apuntan a la necesidad urgente de encontrar una cura, sospechan que la islamofobia podría ser transmitida a través de las redes sociales con mucha facilidad, también aconsejan a quién tenga síntomas islamofobicos de hacerse un chequeo para descartar males mayores y corregir en la medida de lo posible esta nueva “enfermedad rara”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR