El Ministerio del Interior confirma que el incendio en la Ciudad de la Justicia de Valencia lo provocó la alarma contra incendios

“Realizó intencionadamente un cortocircuito en uno de sus detectores y consiguió iniciar el fuego” afirma Juan Ignacio Zoido.

El Ministerio del Interior ha confirmado que el incendio que se produjo en la Ciudad de la Justicia de Valencia fue intencionado, los primeros informes revelan que el fuego se inició en un detector de la alarma contra incendios colocado encima de una estantería repleta de expedientes judiciales de papel, en definitiva, mucho material altamente inflamable, triturable y destructible ya de por si. Todo indica a que la central de alarma contra incendios Kilsen provoco el incendio intencionadamente.

“Ya habíamos tenido problemas anteriormente con Kilsen, la central contra incendios, se mostraba reacia a estar de servicio cuando allí no había nadie… no me lo puedo creer, lo podía haber hecho con nosotros dentro…”, comenta el encargado de los sistemas de seguridad de la Ciudad de la Justicia de Valencia visiblemente afectado.

La central contra incendios llevaba trabajando en la Ciudad de la Justicia de Valencia desde hace 10 años, algunos trabajadores del edificio que la conocían manifiestan que Kilsen “estaba muy quemada en el trabajo”, “se quejaba del horario y decía que la explotaban laboralmente”, “nunca pensé que pudiera hacer una locura así”.

Quienes la conocían dicen que se sentía mal, como si fuera invisible para el resto, pasaba desapercibida para muchos de los que cada dia pasaban por delante, incluso sabiendo que ella velaba cada día por la seguridad de todas las personas del edificio en caso de incendio.

Las primeras hipótesis apuntan a la venganza como movil del suceso, con las pruebas reunidas hasta el momento, el Ministerio del Interior cree que “la central de alarmas Kilsen provocó el fuego con la intención de suicidarse y provocar el mayor daño a la justicia y a los procesos judiciales en curso”.

La central de alarmas sufrió un fallo múltiple del sistema debido a los cortocircuitos y al humo. Su pronostico es muy grave, en estos momentos solo la mantiene con vida dos baterías de 12 voltios y 4 amperios.

“Decía que solo avisaría del fuego en días laborables… y al final ha cumplido sus amenazas” comenta Juan Ignacio Zoido, muy crítico con la alarma Kilsen y anunciando que “la ley es igual para todos, la locura que ha cometido deberá ser investigada por si hay más centrales implicadas, tendrá graves consecuencias para todos los culpables y todo el peso de la ley recaerá sobre ellos”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies