7 Maneras de ahorrar en el recibo de la luz sin cometer ningún delito

De manera totalmente legal, vamos a enseñaros como ahorrar “a lo rata”.

1 – Los amigos estufa: Si quieres pagar menos en tu factura eléctrica, piensa en la opción de invitar a unos amigos a casa para conseguir un aumento de temperatura “totalmente gratis”. Es aconsejable adoptar una posición cercana con las demás personas, del mismo modo que hacen los pingüinos para soportar en grupo temperaturas de hasta 30 grados bajo cero. La naturaleza es sabia.

“Nos reunimos todos y lo que nos ahorramos de la factura electrica nos lo gastamos en cervezas… todo ayuda para estar calientes”, comenta Saúl, un joven que ahorra en electricidad “pero no le molan los roces”.

2 – Cocina en casa de los demás: Es la mejor manera, sigue siendo tan legal como efectiva. En la cocina se gasta el 41% de la electricidad total de la casa, las vitrocerámicas y los hornos “chupan mucho”, aprovecha el calor residual que queda después de que algún amigo o familiar haya cocinado, “total se iba a echar a perder”.

“Algunos se sorprenden y me llaman ‘rata’… yo no les digo que no, pero que me dejen hacer el pollo”, afirma Toni, cocina de 3 a 4 veces por semana en casas ajenas.

3 – Hazte ecologista: Tu mayor prioridad es salvar el planeta, eso lo primero, que tus amigos se están pelando de frío, pues que se aguanten, “los osos polares también tienen frío”. Poner la calefacción a más de 21 grados no es bueno para la tierra, y eso lo tienen que entender tus colegas. No se pone la calefacción porque contamina mucho, y “tu no quieres destruir la tierra”, déjalo claro desde el principio.

“Que si por mi fuera… yo estaría calentito, pero el planeta es más importante que yo, que tu, que el otro… “, confesaba Luis, más conocido por sus amigos como “Lu Ice Man”, un joven decidido a pasar frío para salvar a la raza humana de la extinción… y lo más importante, ahorrar en la factura eléctrica “a lo Rata Extreme”.

4 – Monta un gimnasio en tu casa: Prueba suerte en el mundo empresarial y lánzate a la aventura en estos tiempos de “bonanza económica”. El calor generado durante el ejercicio físico de 15 personas es suficiente para mantener una temperatura estable de 23 grados en tu casa. El único inconveniente de este método de ahorro energético es que la humedad relativa de la casa aumenta y puede llegar hasta el 92%….poco más.

“Un colega lo hizo…hombre, se ahorraba una pasta, pero su casa cantaba que no veas”, comenta un joven.

5 – Pasa los inviernos en el Caribe: La mejor manera de ahorrar es no gastar, conciénciate de que vas a gastar cero de electricidad en tu casa. Vivir en el Caribe durante los meses más fríos de España generará un gasto cero de electricidad para calentar tu casa. Además de la fantástica experiencia de estar de vacaciones y a la vez ahorrando dinero.

“Me sale a cuenta…”, comenta Marisa, un mujer de 48 años que hace 10 años que utiliza este modo de ahorro energético. Afirma también que “cuando empecé a hacerlo no me ahorraba mucho, pero ahora me gano un buen dinero”.

6 – Los alimentos sin cocinar y la comida fría: Además de ahorrarte unos euros en electricidad en la cocina, tu cuerpo te lo agradecerá. Está demostrado que comer los alimentos poco cocinados es más saludable, por eso debes hacer de tripas corazón y comer cosas que no te gustan y encima frías, porque aquí lo que importa es ahorrar electricidad y dinero, y si de paso tu figura mejora pues entonces es un extra más en tu beneficio.

“Al final te acostumbras, no disfrutas mucho de comer pero a final de mes puedes disponer de un dinero extra que es de gran ayuda”, comenta Isidoro, un hombre duro.

7 – Convierte tu casa en un club de fumadores: Los expertos afirman que el calor generado por un cigarrillo es capaz de calentar a un gato recién nacido o a una camada de bebés capibara . El aumento exponencial del calor por cada cigarrillo que se enciende es crucial en este modo de ahorro energético, para que una familia de 5 miembros puedan notar un ahorro significativo en la factura de electricidad, el club de fumadores deberá estar formado por 60 socios como mínimo, con el fin de conseguir llegar a una temperatura agradable. También tiene sus inconvenientes, es difícil controlar la temperatura de la sala por los miembros de la familia, la decisión de los propios socios de encenderse un cigarrillo o no, determinará si aumenta o disminuye la temperatura.

“Muchos de los socios cuando ven que tenemos frío se encienden un cigarro o lo que sea, sobretodo cuando ven a los niños, sin que les digamos nada, ellos ya lo ven, son buena gente. Este modo de ahorrar nos ha cambiado la vida”, declara Rosa, madre de 3 hijos y empresaria “por accidente”, tiene tos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies