7 de cada 10 electricistas no pueden practicar ‘running’ por culpa de los calambres

“Es muy corriente que pase” afirma un electricista con 20 años de experiencia.

Un estudio realizado a más de 3000 profesionales del gremio de la electricidad, ha desvelado que 7 de cada 10 electricistas no pueden practicar ciertos deportes por culpa de los calambres. “Todavía no se sabe con certeza la causa de los calambres pero tampoco hay que ser muy listo para relacionarlo con el oficio”, comenta Julio Molina, fisioterapeuta y colaborador en el estudio.

“A mí, además de los calambres me baja la tensión… de 220v a 125v mínimo”, afirma Manuel, un electricista de 40 años que asegura “estar en tensión por no poder ir a correr como antes”.

El estudio desvela que los calambres que sufren los electricistas afectados son de diferente intensidad, se han clasificado por fases, la fase uno conocida también como “R”, te da un buen susto y duele un poco; la fase dos “S”, te quita la tontería para todo el día, ademas se te queda la cara torcida; y la fase tres “T”, es ocasionalmente mortal, si no se realizan deportes que sean de riesgo, este tipo de ‘calambrazos’ no suelen darse con mucha frecuencia.

“Mi cuñado tuvo que dejar la electricidad por el tema de los calambres, luego se hizo fontanero… ahora tiene cataratas”, comenta Bernardo, un hombre de 55 años “que sabe del tema”.

El estudio realizado ha sido bienvenido en asociaciones como AEACHL (Asociación de Electricistas Afectados por Calambres fuera del Horario Laboral), esta asociación se fundó en 1985 por un grupo de electricistas corrientes que comenzaron a sufrir calambres espontáneos fuera del horario laboral. En aquella época no se tenía la tecnología necesaria para corroborar que, efectivamente, los electricistas sufrían calambres y bajadas de tensión por culpa de su trabajo, por este hecho, nunca se han reconocido los calambres como una enfermedad laboral crónica. Este nuevo estudio es un rayo de luz para muchos electricistas que reclaman que se reconozca que los calambres que sufren son ocasionados por su trabajo con la electricidad.

“Queremos ser personas corrientes”, afirma Leo Dimas, portavoz de ‘AEACHL’ y electricista afectado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies