Crean una cremallera para las personas con las orejas desabrochadas

La empresa anuncia que pronto llegarán nuevos sistemas de anclaje.

Un español ha creado la primera cremallera que es capaz de abrochar sin dolor y con total seguridad las orejas de cualquier persona que las tenga desabrochadas. “La idea es simple pero a nadie se le había ocurrido antes”, afirma José Luis Orejastugui, el inventor de las cremalleras para orejas. Se prevé que sea uno de los inventos con más éxito de este año, los datos confirman que alrededor del 35% de la población nace con las orejas desabrochadas.

“Se me ocurrió lo de la cremallera después de sufrir durante años la burla de mucha gente. Cuando era niño me llamaban ‘orejón’ pero no tenía las orejas grandes, solo desabrochadas, los niños pueden ser muy hijos de puta”, comenta el creador de las “EarsZaaap”, las cremalleras para orejas.

El primer prototipo de cremallera para orejas fue creado por otro orejón en 1987 pero nunca llegó a comercializarse por problemas de seguridad para los usuarios, el propio creador perdió parte de una oreja durante una prueba, hecho que provocó la negativa de las autoridades a la comercialización del producto y el abandono del proyecto por parte del ‘inventor’, que entonces ya solo contaba con una oreja plenamente funcional y otra que le faltaba un cacho y oía menos que Pepe Leches.

Ya las tengo reservadas, no me importa oír un poco menos cuando me las abroche con tal de que mis orejas no tengan tanto protagonismo”, afirma Andrés, un orejón que espera que las ‘EarsZaaap’ mejoren  su vida por completo y deje de ser “el orejas” de su barrio.

El creador de las ‘EarsZaaap’ ha anunciado que están trabajando en nuevos sistemas de anclaje más cómodos y rápidos que permitirán pegar las orejas al cráneo sin dolor y de una manera más estética y rápida. “El tirador de la cremallera queda escondido detrás de la oreja sin que se note nada”, afirma su creador.

“¿Quieres pegar un buen cambio?”, reza el eslogan de las primeras cremalleras para orejas.

Las personas que acaben comprando el ‘Pack Soplillo’ o el ‘Pack 600 Open Doors’ recibirán en su domicilio un par de  cremalleras para orejas, las instrucciones de instalación y un manual de usuario, el ‘Pack 600 Open Doors’ además incluye cremalleras de diferentes colores, una bañada en oro e incluso una cremallera inteligente, que sabe cuando desabrochar automáticamente las orejas para escuchar mejor o incluso como sistema auxiliar de refrigeración.

“Por ahorrar dinero me pedí el ‘Pack Soplillo’ y ahora me arrepiento totalmente, por cosas así no hay que mirar el dinero, es algo que te cambia la vida, es normal que sea caro”, comenta Judith, una joven estudiante de 25 años que lamenta no haber podido reservar el paquete premium ‘Pack 600 Open Doors’, con un precio de 299,99€ y 229,99€ el modelo más económico.

Se rumorea en foros que el próximo modelo tiene bluetooth y wifi, eso tiene que molar, yo me espero al nuevo”, afirma Hanibal, un joven que no tiene las orejas muy desabrochadas pero que compraría las cremalleras si mejoran la conectividad en un futuro.

Una vez completada la instalación de las ‘EarsZaaap’, el usuario tendrá 15 días de plazo para probar el producto totalmente gratis, si transcurrido el plazo el cliente puede demostrar que la gente siguen llamándolo “orejón”, “orejas”, “origüela”, «orejudo» o cualquier otro insulto o mofa en torno a las orejas, podrá devolver la cremallera sin ningún coste.

El programa ‘Pandolas Care’ persigue la comodidad y confianza de los clientes a la hora de comprar el producto con total tranquilidad y sin compromisos durante los primeros 15 días”, apuntan desde la empresa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies