Multan a Florentino Pérez por llevar sin correa a Antonio García Ferreras y a Eduardo Inda a un restaurante.


Estuvieron a punto de morder a un joven que se acercó al presidente del Real Madrid para pedirle un autógrafo.

El empresario y presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, ha sido multado con 3.000 euros por la Policía Local de Madrid después de acudir a un restaurante de la capital con Antonio García Ferreras y Eduardo Inda sin correa. En un principio, los dos fieles acompañantes de Florentino Pérez se estaban portando muy bien, ningún cliente del restaurante había formulado ninguna queja al local por el hecho de que estuvieran sin correa en el restaurante. Media hora después de su llegada al restaurante, un joven simpatizante del Real Madrid reconoció a Florentino Pérez entre los comensales e inocentemente se acercó a la mesa para pedirle un autógrafo, fue en ese momento cuando Eduardo Inda se lanzó a morder al joven y seguidamente alentado por el ataque de su compañero también se lanzó Antonio García Ferreras.

“Si no me aparto me destrozan, parecían tranquilos, pero no veas cuando me acerqué como se pusieron”, afirma Sergio, el joven que fue atacado por los dos periodistas de Florentino Pérez.

El actual presidente del Real Madrid se podría enfrentar a una multa mayor si se demuestra que, además sus dos periodistas no llevan instalado el chip obligatorio de identificación. “Los dos periodistas son considerados como razas peligrosas en el mundo de los periodistas de compañía, por esa razón la multa es tan elevada”, comenta uno de los policías que acudió al restaurante tras recibir la llamada de emergencia.

“Yo no sé si pensaron que les iba a hacer algo a Florentino o yo que sé, pero echaban espuma por la boca, daban miedo”, comenta la pareja del joven que presenció el ataque.

El joven atacado ha manifestado que no desea interponer ninguna denuncia contra el presidente del Real Madrid, en torno a los hechos acontecidos en el restaurante. “Tras calmar a sus periodistas, Florentino se portó muy bien, me pidió disculpas y ató e incluso puso el bozal a sus periodistas hasta que nos fuimos, además me invitó a ver un partido del Real Madrid en un palco y me prometió unas camisetas firmadas. No hay que darle más importancia, seguro que los periodistas solo querían defender a su amo, es normal”, comentaba Sergio tras ser preguntado por los hechos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies